DÍAS EN LOS QUE ECHAS DE MENOS PERSONAS Y MOMENTOS

Escrito en fecha 11/07/2021

Canción de inspiración: Sarah Jaffe – Swelling. Serie de Netflix Sexo/Vida

Hay días que vuelves a la realidad de las realidades, no la realidad de que no te gusta el trabajo en el cual estás sino otra realidad más profunda. Una realidad donde sientes y has estado notando que tienes ganas de llorar y ya no lo haces porque hace tiempo te creaste esa coraza de guerrera, donde en tu vocabulario no existe la palabra rendirse, no existe el volver atrás, no existe el tener más dolor, no existe el llorar más por alguien que no te quiere con la misma intensidad que tú lo haces o ya no te quiere ver, no te contesta ni te coge tus llamadas.

Días en los que vuelves a la realidad de las realidades, donde estás solo en casa y te das cuenta, otra vez, de que la felicidad a veces no dura para siempre y que tenemos que pasar tiempo de dolor con nosotros mismos para hacernos más fuertes y aceptar que hay momentos que no volverán. No volverán por mucho que queramos y menos retroceder en el tiempo. Que por mucho que veamos a esa persona en un futuro, por casualidades de la vida ya no será lo mismo y tampoco sabes como vas a actuar y si te querrá hablar o te ignorará y tendrás que doblar tu coraza de guerrera porque sabes que tienes que aceptar esa realidad por muy dolorosa que sea y tendrás que pensar que a veces la vida es injusta, pero tendrás que aceptar que nada volverá a ser como antes y esos momentos no volverán y que hay que pasar por lo peor para conseguir lo mejor. 

Momentos en los que recuerdas sus tonterías por hacerte reír porque tu madre te había abandonado la mañana de Navidad, días en los que te llevaba a lugares para que no pensaras en nada y siempre te decía no tienes que llorar porque mucha gente te hará daño. A veces me gritaba, pero no para que llorará sino que aprendiera a ser más fuerte y no llorar por nada. Echo de menos todos los momentos que pasé contigo donde me decías que te acompañara a comprar ropa y te ayudaba a elegir la que te quedaba mejor. Echo de menos esos momentos donde me hacías olvidar los días de Navidad tristes y los días de mi cumpleaños, donde esperaba aquella llamada que en lo más profundo de mi corazón, esperaba que llegará y nunca llegó. Allí y tiempo atrás es cuando empecé a ser más fuerte. A pensar por mí y empezar a luchar por mis sueños porque solamente yo soy dueña de mi destino y sabía perfectamente cuáles eran mis objetivos en esta vida. No rendirme nunca e ir detrás de mis sueños porque ya lo había perdido todo y tampoco tengo nada que perder.

Escrito por guerreralider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *