APUESTA POR TI. QUE NO TE QUITEN TU LIBERTAD

La siguiente canción me ha inspirado ha hacer este escrito:

Desde pequeña vi y viví en carne propia que si no cumplías las normas obtenías un castigo. Algunos más leves, otros más graves. Tuve que pedir perdón cuando no había hecho nada malo. Tuve que dormir muchas veces en el coche porque me habían dejado expresamente la llave detrás de la puerta. Tuve que pasar por muchos infiernos hasta que llegó el momento en el que exploté y lo envié literalmente todo a la mierda. Me daba igual como sería mi futuro, ya estaba en lo peor. Tenía muy claro que no quería estar ni un segundo más allí y ya no aguantaba ni un día más allí.

Llega un momento donde todo te da absolutamente igual porque ya lo has perdido todo y sabes que el tiempo no te va a devolver eso que querías. Sabes que si vuelve, ya nada será igual. Me cansé de que me cortaran las alas cada vez que quería volar. Me cansé de no tener mi libertad. Me cansé de estar llorando siempre. Con mis lágrimas he creado muchos mares.

Me cansé de todo. Aposte por mí. Empecé a planear el día que me quería ir. Literalmente empecé a llenar cada día el maletero de ropa hasta llegar a tenerlo casi todo. Exploté y me fui. No lo tenía todo, pero salí corriendo de allí. Arranque el coche lo más rápido posible y por fin pude escapar. Di gas a fondo y no miré atrás. Me fui. Era la primera vez en mucho tiempo que era realmente feliz. Llorar y reír a la vez por haber conseguido algo que desde hacía mucho tiempo estaba esperando.

 

Aposté por mí. Aprendí a creer en mí. Buscar esa libertad. Aprendí a no tenerle miedo a nada. Si ya había hecho caso a mi corazón una vez y me fue bien, pues que lo haría siempre hasta el día de hoy. Decidí apostar por mí y empezar a creer en los hechos y no en las palabras.

Empecé a intentar, fallar, caer, intentar, fallar, caer y cada vez era una nueva etapa. Una nueva versión de mi misma. Una chica guerrera que no se va a rendir ante las adversidades. He aprendido a convertir el dolor en poder. He aprendido a apostar por mí. A buscar esa libertad. Estuve mucho tiempo en lugares los cuales sentía que no pertenecía y me liberé. Así que tú también haz lo mismo, apuesta por ti y que no te quiten tu libertad.

Escrito por guerreralider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.