CADA INSTANTE VALE MÁS SI HICISTE LO QUE SENTISTE

Hay momentos de la vida que parecen definirnos, momentos a los que volvemos una y otra vez. Mi vida antes de ti era muy simple y estaba muy marcada, ahora después de ti es más que eso. Quiero más momentos contigo. 

Me sacaste de esa oscuridad y me enseñaste que sea cual sea la sustancia que forman las almas, la tuya y la mía son idénticas. Me gusta quien soy cuando estoy contigo. Me gusta la manera como me miras. Me gusta como me tocas. Me gusta tener momentos de locura contigo y momentos de sinceridad. Me gusta que estés en mi cielo y en mi propio infierno. Me gusta conocer tu paraíso y conocer cada rincón más triste de tu corazón. Estaré allí en las buenas y aún más en las malas.

Me gustan tus abrazos y que me digas que me quieres despierto y dormido. Me gusta que me beses y que me digas que me amas despierto y dormido. Me gusta todo de ti. Eres como la brisa que acaricia mi alma. Me gusta que me busques y que me encuentres. Me gusta que me dediques tiempo. Me gusta que me trates como prioridad. Yo te daré lo mismo. Me gusta que te encanten mis besos. Me gusta la manera como me siento cuando estoy contigo. Me haces sentir paz y felicidad al mismo tiempo. Te cuidaré de la misma manera que me cuidas. Eres el único que sabe como calmarme. Dime que soy la única.

Me gusta como me haces sentir. Me gusta formar parte de tu vida. Me gusta hablar y estar en silencio contigo. Echaré de menos todo esto cuando estés a 758 km de aquí. Tan lejos y tan cerca a la vez. Quiero disfrutar cada momento contigo sin mirar atrás. Tomaré decisiones con el corazón y no miraré atrás. Así que la respuesta es sí. Cada instante vale más si hiciste lo que sentiste.

Escrito por guerreralider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.