EL CARÁCTER DE LAS PERSONAS DEFINE SU PASADO

Todos tenemos una historia para contar. La historia de nuestra vida. Alguna más feliz que otra. Alguna más triste que otra. Alguna parece como si la hubieses sacado de un libro de ciencia ficción, pero por desgracia es real.

Situaciones que uno ha vivido en carne propia. Situaciones que de un día para otro te hacen cambiar. Momentos donde vives en el mismo infierno y no quieres estar allí. Tardarás mucho tiempo en darte cuenta de que más allá de la oscuridad existe la luz, existe el cielo, existe el paraíso. Donde has visitado el cielo y el paraíso pocas veces y quieres permanecer allí siempre.

Tendrás muchos momentos de depresión, ansiedad, noches de llorar hasta quedarte dormido, noches rezando para que algún día todo cambie, noches en las cuales lees libros de más de 800 páginas para estar ocupado en algo que no fueran gritos.

Estarás mucho tiempo perdido en el limbo. Analizando el porqué de tantas cosas, pero lo único que sabes es que tendrás que esforzarte mucho para poder salir de allí de donde estás. Donde sabes que si realmente quieres algo, tendrás que ir a por ello sin descansar, porque el camino va a ser muy difícil. Casi siempre estarás agotado mentalmente, pero las ganas de cumplir tus sueños son más grandes que cualquier excusa.

Eres todo lo que te ha pasado en esta vida. Nunca juzgues a una persona si no conoces realmente como es y el porqué de todo. Nadie es mejor ni peor, cada uno es como es y hay que aceptarlo.

Que tu felicidad no dependa de nadie. Que tu felicidad dependa de ti. Eres más fuerte de lo que crees. Hay que aceptar todo lo que te pasa. Hay que dejar todo fluir. Dejar atrás todo aquello que no puedes controlar aunque a veces te sientas perdido y te encuentres en una situación de ser más frágil que una bomba.

El carácter de las personas lo define su pasado. Deja que te cuente su historia. Deja que suelte todo aquello que hace tanto tiempo que tiene guardado, ya que la mejor manera de sentirse en paz y querido es explicarle a una persona en la cual confías todo lo que te ha pasado. Deja que llore y de alguna manera se sienta liberada.

De esta manera entenderemos que cada uno tiene su propio infierno. Busca tu cielo y elévate lo más alto que puedas. Cree en ti. Haz todo lo que sientas de corazón y no te rindas nunca. Quizá ahora estás en un mal momento, pero no todo lo malo dura para siempre, tampoco lo bueno. Disfruta de las cosas simples, disfruta de ti.

Guerreralider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
Linkedin
Share on whatsapp
Whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *