ME CANSÉ DE JUGAR AL AJEDREZ. MIS REGLAS, MI JUEGO

Escrito creado escuchando la canción de Illuminate (Chilled Pop) – Rupert Pope / Giles Palmer / Eller.

Así tal cual, me cansé de jugar al ajedrez. De ganar unas veces, de perder otras. Me cansé de que me trataran como si fuera una pieza más. Me cansé de jugar y que jugaran conmigo. Me cansé de no poder salir de ese tablero. Me cansé de seguir las normas. Me cansé de ver el color blanco y negro. Yo quiero ver el color verde. Mi color favorito: Verde esperanza.

Decidí arriesgarlo todo y hacer por fin un último jaque mate. Esta es la última vez que juegan conmigo. La última vez que me verán llorar. La última vez. Dejaré todo atrás, como si una bomba hubiera arrasado con todo. Donde solo hay cenizas y nada más. Dejaré que me vean marchar en medio del humo, en medio del fuego. Ya es hora de irse y alejarse de ese infierno.

Dejé de permanecer en sitios en los cuales no me querían. Dejé de permanecer en sitios los cuales pasé los peores días y las peores noches. Decidí construir mi propio mundo. Mi propio paraíso. Mi propia torre. Mi propio castillo. Tener mis propios caballos que me lleven a sitios los cuales me siento en paz. Ir y estar en sitios que me gustan.

Decidí pagar el precio por querer ser libre en un mundo de reglas. Decidí tener mil cicatrices en la piel, unas más profundas que otras. Otras que se ven y otras que no. Decidí intentar, caer, levantarme y seguir. Decidí seguir mis reglas. Decidí buscar mi propia felicidad. Decidí aferrarme a aquellas cosas que me aportan bienestar y alejarme de las que no.

Me cansé de ser una pieza más en este mundo. Me cansé de ser un peón. Me tatué una corona de reina y la frase de chica guerrera. He pasado por miles de pruebas y en algunas he ganado, otras he perdido, pero me quedo con las lecciones aprendidas. El conocimiento es poder. Nunca dejaré de soñar aunque me corten las alas. Me volverán a crecer. Esas alas tatuadas que me inspiran para seguir adelante.

Decidí construir mi propio tablero. Decidí ponerme un vestido rojo a juego con mis uñas y mis labios. Decidí arrasar con aquello que no me aportará paz, eliminarlo de mi vida. Decidí iluminar mi camino aprovechando el fuego del infierno por el que he pasado.

Decidí hacer un jaque mate sin haber acabado la partida. Decidí poner mis normas cuando no me importa la opinión de los demás. Solo me importa la mía. Decidí regalar tiempo a aquellas personas que no juegan conmigo.

Me cansé de jugar al ajedrez y dije jaque mate con una sonrisa en el rostro y paz en el corazón. Un billete de ida sin vuelta. No le tengo miedo a nada. He pasado por mucho y estoy aquí. He sobrevivido. Mis reglas, mi juego.

Escrito por guerreralider.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.